Pino
de Galicia

La marca Pino de Galicia alcanza más de 20 empresas adheridas en los primeros meses de lanzamiento del sello

La marca de garantía, creada por la Fundación Arume, se consolida así como un referente para prestigiar la calidad de la madera gallega y para valorizarla en el mercado

La marca Pino de Galicia alcanza más de 20 empresas adheridas en los primeros meses de lanzamiento del sello

La marca Pino de Galicia comenzó a funcionar en la práctica a inicios del 2022, cuando quedó definido su reglamento y se abrió la puerta para que las empresas del sector de la madera se fuesen sumando a la marca. En solo seis meses, más de una veintena de empresas ya han logrado superar las auditorías precisas para certificarse en la marca o están ultimando ese proceso. 

Se espera además que en los próximos meses continúen entrando en la marca empresas de toda la cadena gallega del pino, pues muchas han manifestado su interés o han comprometido el inicio inmediato del proceso de auditorías preciso para registrarse.

Este es el balance que presentó esta mañana en Galiforest el secretario del comité de marca de Pino de Galicia, David Lorenzo, que participó en una jornada técnica sobre los retos y oportunidades a los que se enfrentan las coníferas. Lorenzo explicó cómo se han ido inscribiendo en la marca empresas de toda la cadena de la madera, desde rematantes (los profesionales que cortan los árboles en monte) hasta aserraderos, empresas de segunda transformación de la madera y mayoristas. 

La implicación de toda la cadena de la madera está permitiendo certificar ya la madera de Pino de Galicia desde el monte hasta el consumidor final, pues la marca ampara tanto la materia prima (rolla) como los productos de primera transformación (tabla convencional y tabla estructural), así como los productos de segunda transformación (envases, tarimas, molduras o CLT, entre otros). 

La importancia de la marca se sitúa en garantizar la trazabilidad, la calidad y la uniformidad de la oferta. Pino de Galicia ha establecido un sistema de clasificación de calidades, con el fin de estandarizar la oferta ante el mercado, y está contribuyendo así a prestigiar la madera gallega ante los prescriptores y consumidores finales.

Es preciso destacar además que toda la madera de Pino de Galicia tiene que contar con los sellos de certificación forestal FSC o PEFC, lo que garantiza que, a parte de tener origen gallego, la materia prima procede de montes gestionados de una manera sostenible.

La marca Pino de Galicia alcanza más de 20 empresas adheridas en los primeros meses de lanzamiento del sello

Junto con la presentación de la marca Pino de Galicia, la jornada de hoy en Galiforest contó con una intervención de Manuel Guaita (Pemade, USC) sobre las posibilidades de la madera de coníferas en la construcción; así como con una ponencia de Laura Lozano (Maderas Goiriz, Vilalba) sobre la situación de mercado de Pino de Galicia. 

Tras las ponencias, hubo un debate, moderado por Ana Busto (Serrerías Rodríguez) en el que ponentes y público coincidieron en el escenario optimista que se está abriendo para las coníferas, con buena demanda y con buenos precios que se esperan sostenidos en el tiempo.

La jornada de hoy en Galiforest, organizada por la Fundación Arume, contó con la cofinanciación de la Agencia Gallega de la Industria Forestal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información, le recordamos que este sitio web utiliza cookies con el fin de mejorar nuestros servicios.